¿Porqué surge REEDI?

Apoyamos y reconocemos el trabajo que durante años han llevado por el mismo tema otras organizaciones, especialmente CRYSOL.

Al presente todas las propuestas presentadas nos parecen limitadas, insuficientes y excluyentes.

Proponemos un anteproyecto de auténtico “Desagravio Integral” (redactado el 26 de julio de 2010) por el Dr. Oscar López Goldaracena que conlleva el cumplimiento de la Resolución 60/147 de ONU y demás observaciones que el Estado Uruguayo ha recibido desde organizaciones Nacionales e Internacionales.

No es justo ni correcto entorpecer una verdadera ley de “Desagravio Integral” con argumentos coyunturales de orden económico. La Resolución 60/147 no admite obstáculos para su cumplimiento cabal.

El Estado uruguayo ha recibido diversas observaciones en torno al incumplimiento de los Derechos Humanos, especialmente en la materia de reparación, se han expresado muy claramente el Relator de Naciones Unidas Dr. Pablo de Greif, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y la Comisión Internacional de Juristas (CIJ).

Somos víctimas del terrorismo de Estado, que a 30 años de la recuperación de la democracia, aún carecemos de reconocimiento y “Desagravio Integral”. Somos ex-presos y exiliados en su gran mayoría, pero también somos destituidos, militantes clandestinos contra la dictadura, postergados en sus funciones y/o carreras tanto en el ámbito público como privado. En definitiva representamos a la totalidad de los luchadores contra la dictadura.

REEDI es la voz que hoy demanda un genuino “Desagravio Integral” y deseamos sumar esfuerzos junto a las demás organizaciones que luchan por el respeto de los DD.HH.

La solución de este tema pasa fundamentalmente por la voluntad política de los gobernantes pero al mismo tiempo es una obligación irrevocable del Estado uruguayo.

Exigimos del Estado Uruguayo un “Desagravio Integral” definitivo.

¡Adhiérase y difunda REEDI!

Su nombre (requerido)

Su correo electrónico (requerido)

Teléfono y/o asunto

Escriba aquí debajo su mensaje (max. 100 palabras)